TR’s terapéuticos

Mejorando las habilidades de la comunicación
Curso de TR’s terapéuticos de Narconon

terapeuticosCuando una persona llega inicialmente a un centro de rehabilitación, es típico que esa persona esté fuera del control de sí misma. Las drogas le roban a la persona la conciencia sobre sí misma y el auto-control. Para que la persona participe honestamente en su recuperación, va a tener que recuperar gradualmente el control sobre sí mismo y sobre las diferentes áreas de su vida.

Este tipo de mejoramiento sólo puede llevarse a cabo con pequeños pasos. Al comienzo del programa Narconon, la persona aún estará recuperándose de los efectos físicos de las drogas por un período de tiempo. Paso a paso puede comenzar a ganar el control, aprendiendo más acerca de como confrontar a otra persona y a controlar su comunicación y la de otras personas. Este es el primer paso que la persona toma para la obtención de las habilidades necesarias para mantenerse sobria después de la graduación.

 

El Curso de Entrenamiento de Rutinas Terapéuticas

Este curso se compone de trece ejercicios o procesos de entrenamiento que se traducen en un mejoramiento para confrontar a otras personas y una mayor capacidad de hacerse entender y comprender a los demás. Los primeros ejercicios son muy simples y suaves, y trabajan de forma gradual hacia una mayor competencia.

A medida que la persona aumenta su capacidad para comunicarse, por lo general también mejora en otros aspectos:

  • Un mejor control sobre las emociones propias
  • Menos probabilidades de esquivar conversaciones desagradables
  • Más disposición para completar una tarea
  • Más consciente del entorno del tiempo presente

 

En esta etapa del juego, la persona en recuperación tiene mucho peso emocional. Todavía tiene que cargar con la culpa y la ansiedad. Todavía puede sufrir de depresión tan común en los adictos. Estas mejorías pueden ser bastante pequeñas en comparación con lo que es necesario que logre, pero sólo una suave construcción de habilidades básicas es todo lo que se necesita en este punto en el programa.

 

Aprendiendo a confrontar

Algunas personas pueden tener una impresión negativa acerca de confrontar, pensando que tal vez significa tratar agresivamente a alguien. En su definición más básica, confrontar simplemente significa ser capaz de hacer frente a alguien con comodidad, sin querer esquivar o huir. Las drogas pueden destruir esta capacidad en la persona adicta. Es probable que no se haya ocupado de sus relaciones o de sus problemas en la vida la mayor parte del tiempo en que era drogadicto. No los ha confrontado. Es esencial para una rehabilitación que poco a poco recupere esta capacidad.

Los primeros pasos consisten en que la persona simplemente aprenda a estar sentada cómodamente frente a otra persona. Esto puede parecer fácil, hasta que se prueba. Para una persona adicta, el logro de esta habilidad simple es una mejoría importante.

 

Aprender a dar y a recibir una comunicación

El siguiente paso para ayudar a que la persona obtenga un mayor de control en la comunicación, es enseñarle a dar una comunicación verbal que pueda ser fácilmente recibida, y aprenda a recibir y reconocer la comunicación verbal de la otra persona. Los siguientes pasos tienen métodos precisos que la persona utiliza para construir estas capacidades.

 

Mayor control de la comunicación

En la siguiente sección del curso, cada persona se convierte en un experto en el control de una conversación en curso. Una persona no puede comunicarse bien si sólo habla y no escucha, o si sólo escucha sin hablar. En esta etapa, la persona descubre que una buena comunicación es, en realidad, de dos vías, y como puede integrar de manera efectiva una comunicación de dos vías con otra persona.

 

El control de su propio cuerpo y el cuerpo de otra persona

Una persona que abusa de las drogas o el alcohol pudo haber comenzado a operar “en automático” muy temprano en la adicción. Ni siquiera pueda tener la sensación de que su cuerpo se mueve por la habitación – pareciera como si el cuerpo fuese de un lugar a otro por sí mismo. Recuperar el control de su propia persona, es necesario para que una persona aprenda a vivir sobria.

En esta última parte de este curso, cada persona pasa por una serie de rutinas que se hacen más difíciles y más complejas. (Aprende como controlar sus propias acciones y las de otros). Aprende como lograr que otra persona acceda a una solicitud simple. A medida que aprende estas habilidades, el resultado es que también aprenda como hacer que el mismo haga lo que se propone. Cada vez que mejora esta habilidad, mejora su capacidad para tomar sus propias decisiones en la vida un poco mejor.

Durante meses o años, las drogas han estado impulsando sus acciones y decisiones. En este primer curso, la persona toma los primeros pasos hacia la obtención de la capacidad de tomar sus propias decisiones y llevarlas a cabo en su vida. A pesar de lo simples que son estas habilidades, son la base para los siguientes pasos del programa Narconon.

 

Los otros cursos de habilidades para la vida del programa:

Retirada de Drogas

Curso de TR’s terapéuticos de Narconon

Desintoxicación

El Curso Mejorando el Aprendizaje

El Curso de Comunicación y percepción

Curso de Altibajos en la Vida

Curso de Valores e Integridad Personal

Curso de Cambiando las condiciones en la vida

Curso de El Camino a la Felicidad

 

¡Compártelo!
  • email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Yahoo! Buzz
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • FriendFeed
  • Mixx
  • MySpace
  • Ping.fm
  • Posterous
Llame a uno de Nuestros Consejeros

Mexico
01-800-099-0360

Sudamérica
(+57) 311-226-4472

España
(34) 902-999-912

USA
1-800-210-3060

Contacte a un consejero de drogas ahora

*información requerida

Nombre *

Teléfono

Correo Electrónico *

Tu mensaje *

Subscribase a Nuestro Boletín Informativo

Correo Electrónico:

Descargar Librito
10 Cosas librito educacion de drogas de Narconon
Descarga gratis aqui éste sencillo librito de educación de drogas

10 Cosas Que Tus Amigos Talvez No Sepan Acerca De Las Drogas