¿Es un problema con el alcohol, o es alcoholismo?

Adicción al alcohol ¿Qué es?

¿Hay realmente alguna diferencia? ¿Cómo puede saber si alguien está simplemente tomando un poco más de la cuenta, o demasiado a menudo, o si es un alcohólico?

Hay ciertas guías que pueden ayudarle a determinar dónde trazar esa línea. Entonces usted sabrá cuándo simplemente trabajar con una persona para ayudarle a reducir su consumo de alcohol, y cuando proceder directamente a solicitar la ayuda de un programa de rehabilitación de alcohol.

 

Conteste las siguientes preguntas:

 

  1. ¿Hay cambios bruscos del estado de ánimo? ¿Irritabilidad? ¿Una actitud defensiva?
  1. ¿Hay problemas en el trabajo o en la escuela que comienzan a surgir inesperadamente? ¿Como por ejemplo no asistir, problemas para completar las asignaciones de trabajo, bajas calificaciones? ¿La persona ha perdido su trabajo o ha sido suspendido de la escuela?
  1. En una persona joven, ¿se rebela contra normas familiares razonables? ¿Es un adulto que asume cada vez menos responsabilidad por la familia, el matrimonio, por asuntos de la comunidad en los que solía estar involucrado?
  1. ¿Está asociándose con personas diferentes a esas con las que se asociaba antes? ¿Tiende a mantener ocultos a estos nuevos amigos o tiene secretos acerca de ellos?
  1. ¿Ha desarrollado una actitud apática por su apariencia o por las cosas que antes le interesaban?
  1. ¿Ha encontrado más alcohol o botellas vacías en su casa, en su vehículo o en la basura?
  1. ¿Está teniendo problemas frecuentes con la memoria, la concentración, la coordinación o el habla?

 

 

Estos son signos de que el consumo de alcohol se le ha ido de las manos. Si estos puntos se abordan con una persona y rechaza la idea del alcoholismo y sigue bebiendo, entonces es hora de buscar un centro de rehabilitación para ayudarle a hacer lo que ahora no puede hacer por su cuenta: dejar de beber.

 

separator

El consumo de alcohol está relacionado con una larga lista de efectos negativos

Muchos estudios en los Estados Unidos han examinado cómo el consumo de alcohol afecta a los estudiantes universitarios. En muchas universidades, el consumo de alcohol parece ser parte del paisaje, pero en un campus tras otro, los atracones de alcohol están cayendo en desgracia. Esta tendencia la comenzó el presidente de la Universidad de Oklahoma, quien declaró el campus “seco” después de la muerte, a causa de beber alcohol, de uno de sus alumnos.

 

 

Pero como están las cosas ahora, casi dos mil estudiantes universitarios mueren cada año por lesiones relacionadas con el alcohol, incluyendo accidentes automovilísticos. Más de medio millón sufren lesiones y cerca de 700.000 estudiantes son agredidos por alguien que estaba bebiendo. Los estudiantes también se retrasan en sus estudios y a menudo suspenden sus cursos. El consumo de alcohol, especialmente imprudente o el uso excesivo de alcohol, no parece combinarse bien con las metas académicas.

 

 

Los mismos tipos de lesiones, muertes y agresiones también se producen fuera del campus. El Informe Global sobre el Alcohol de la Organización Mundial de la Salud señaló que decenas de miles de personas sufren a causa de que otra persona bebe, como se muestra en las estadísticas provenientes de Australia:

En 2008, 367 personas murieron como resultado de que otra persona estaba bebiendo, 13.699 fueron hospitalizadas, 19.443 niños tuvieron que ser tomados bajo protección como resultado de problemas con el alcohol de un cuidador, cerca de 25.000 agresiones domésticas se produjeron a manos de alguien que estaba bebiendo, junto con otras 60.000 agresiones.

 

separator

Los “problemas” con el alcohol también dan lugar a daños físicos.

Un montón de gente sabe acerca de la cirrosis, la condición de un hígado lleno de cicatrices, fibroso, que puede ocurrir después de años de estar bebiendo, pero no mucha gente sabe acerca de los cánceres que están relacionados con el consumo de alcohol (hígado, boca, garganta, laringe y colon), y la inflamación del páncreas que puede ser fatal. El daño a los nervios, la toxicidad y la malnutrición que pueden acompañar a problemas con el alcohol también puede crear o estimular problemas mentales como la ansiedad o la depresión. Por desgracia, algunos médicos pueden tomar la ruta corta de “resolver” estos problemas mediante medicar a la persona con drogas psiquiátricas para la ansiedad o la depresión, en vez de manejar verdaderamente la adicción.

separator

¿Qué hacer si usted habla sobre la rehabilitación y la persona no quiere ayuda?

Esto siempre es complicado: se puede ver claramente que está teniendo graves problemas como consecuencia del problema con la bebida, pero dice que él “sabe” que está en control, que simplemente está bien y que no quiere hablar de rehabilitación.

Esta es la razón más común por la que las personas no buscan la rehabilitación cuando son adictos al alcohol o las drogas. Ellos simplemente no ven la necesidad, pero eso en realidad es parte de la condición que están sufriendo.

Usted tendrá que llevar a alguien a quien respete y escuche, si hay alguien así que esté disponible. Si eso no funciona o si no hay nadie, usted tendrá que llevar un intervencionista. Se trata de una persona con bastante experiencia tratando con los adictos, y que sabe cómo conseguir una toma de conciencia de que algo tiene que cambiar. Ellos pueden llegarle a una persona adicta que tiene un deseo débil de dejar de beber o consumir drogas, pero que no se atreve a admitirlo.

El personal de los centros Narconon de rehabilitación de drogas y alcohol en todo el mundo, han experimentado esta negativa a aceptar el tratamiento miles de veces en los cuarenta y cinco años en que las instalaciones de Narconon han estado ayudando a la gente a dejar las drogas o el alcohol. Ellos tienen experiencia en el manejo de esta negativa y pueden ayudarle a encontrar un intervencionista que vayar a su casa y que le ayude con este callejón sin salida en que se encuentra el alcohólico.

Usted no necesita ver cómo el alcohol destruye a alguien que ama. Póngase en contacto con Narconon para encontrar ayuda para rehabilitar a una persona con un problema de alcoholismo y que vuelva a tener de nuevo una vida sobria y productiva.

Alcohol

¡Compártelo!
  • email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Yahoo! Buzz
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • FriendFeed
  • Mixx
  • MySpace
  • Ping.fm
  • Posterous
Para Servicio En Español:

México
(52) 664-636-2118

Sudamérica
(+57) 318-330-9462

España
(34) 902-999-912

Para Servicio En Inglés:

USA (Solo Se Habla Inglés)
1-800-775-8750

Contacte a un consejero de drogas ahora

*información requerida

Nombre *

Teléfono

Correo Electrónico *

País *

Tu mensaje *

Subscribase a Nuestro Boletín Informativo

Correo Electrónico:

Descargar Librito
10 Cosas librito educacion de drogas de Narconon
Descarga gratis aqui éste sencillo librito de educación de drogas

10 Cosas Que Tus Amigos Talvez No Sepan Acerca De Las Drogas